fbpx

Concursos de acreedores, insolvencia y fallida

Concursos de acreedores, insolvencia y fallida

Concursos de acreedores, insolvencia y fallida 150 150 Ipmarketing

Toda empresa debe hacer frente a distintos trámites fiscales a lo largo de su actividad. Cuando una empresa no puede hacer frente a las deudas que tiene, se dice que se encuentra en una situación de insolvencia. Esta situación de insolvencia suele ir acompañada de un concurso de acreedores, el proceso judicial que regula estos casos en personas físicas o jurídicas. La ley de tipo concursal es la que determina que la declaración de insolvencia es el primer paso para que la empresa se pueda adherir a la situación de concurso de acreedores.

Como evitar una situación de fallida de la empresa

La crisis económica provocada por el COVID-19 ha impactado negativamente en la economía de muchas empresas, y esto puede generar que no puedan pagar las deudas que tienen. Si se quiere evitar una situación de insolvencia, se puede corregir de distintas formas, como por ejemplo reestructurando las deudas existentes. Si no fuese posible corregir de ninguna manera la situación de insolvencia, no quedaría otra opción que proceder a la realización de un concurso de acreedores. ¿Pero realmente debemos limitarnos a escoger una de las dos opciones?

Tipos de insolvencia

Antes de todo debemos detectar qué tipo de insolvencia tenemos en el momento actual:

1-Provisional: se da este caso si las deudas son de carácter provisional y se puede solucionar la situación de no liquidez.

2-Definitiva: hablamos de insolvencia definitiva o fallida si nos encontramos con el caso de una empresa que no puede pagar las deudas ni a medio ni a largo plazo.

Si te encuentras delante de un caso de insolvencia, cuenta con nosotros para echarte una mano. Disponemos de asesores especializados a tu disposición para ayudarte y confeccionar la estrategia más adecuada a tus necesidades. Contarás en todo momento con un asesoramiento legal y fiscal y con un acompañamiento personalizado iniciado a partir de una auditoría previa.

En cualquier caso, escoger la ayuda externa asesora adecuada nos dará visión amplia y completa de la situación. No debemos olvidar que la insolvencia es un delito si no se han pagado las deudas cuando corresponde. Si se encuentra ante un caso de insolvencia y no sabe cómo manejar la situación, no dude en contactar con nosotros, ponemos a su servicio Reactívate, la consultoría estratégica para empresas en dificultades formada por un equipo de asesores especializados en problemas de liquidez y estrategias de recuperación económica y reversión de la situación.no dudéis en contactar con nosotros!

Contacta con nosotros

Si tienes cualquier duda o consulta rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo