Notice: Undefined index: taxonomy in /var/www/grupsimon.com/datos/web/wp-content/plugins/sitepress-multilingual-cms/classes/query-filtering/class-wpml-query-parser.php on line 270

¿Me puede notificar Hacienda en Agosto?

¿Me puede notificar Hacienda en Agosto?

¿Me puede notificar Hacienda en Agosto?

¿Me puede notificar Hacienda en Agosto? 209 188 arluk

Notice: Undefined index: taxonomy in /var/www/grupsimon.com/datos/web/wp-content/plugins/sitepress-multilingual-cms/classes/query-filtering/class-wpml-query-parser.php on line 270

El Tribunal Supremo ha señalado que Hacienda puede notificar en agosto, salvo que “razonablemente” se entienda que el interesado está de vacaciones.

En muchas ocasiones los contribuyentes se encuentra  en una situación de auténtica incertidumbre e inseguridad cuando llegan las vacaciones, ya que el mes de agosto es un mes temido en lo que a notificaciones tributarias se refiere. Hacienda no deja de notificar durante este mes (que es válido a estos fectos), y si no encuentra a los contribuyentes en sus domicilios, tenemos un problema importante ya que se han perdido opciones de defenderse por no haber tenido conocimiento de los actos administrativos que le intentaron notificar en agosto.

 

El Tribunal Supremo sale en defensa del contribuyente contra la práctica de las notificaciones estivales

 

A pesar de lo comentando anteriormente, el contribuyente tiene el respaldo de la justicia.  Una reciente sentencia del Tribunal Supremo de 13 de mayo de 2015, puede poner en entredicho las notificaciones realizadas en período estival, y abrir la puerta a que puedan ser impugnadas por los contribuyentes independientemente de que se hayan realizado cumpliendo todos los requisitos formales.

 

Notificación de sanción tributaria. En el caso enjuiciado en esta sentencia, Hacienda inició los trámites para notificar a un contribuyente una sanción tributaria durante el mes de agosto. Las actuaciones comenzaron el 6 de agosto mediante un intento de notificación en el domicilio del interesado que resultó infructuoso por encontrase ausente. La misma operación –con idéntico resultado- se repitió el día siguiente, 7 de agosto. Realizados los dos intentos personales que establece la Ley, la Administración notificó la sanción por edictos, lo que en principio otorgaba plena validez al acto de comunicación.

 

¿Validez de la notificación? La cuestión del caso versa sobre la validez de determinadas notificaciones realizadas durante el mes de agosto -mes válido a efectos de practicar notificaciones-; más en concreto, sobre si puede darse validez a la segunda notificación legalmente realizada, que se practica en el domicilio del interesado, cuando la primera no ha sido recogida por éste, entendiendo razonablemente que éste se halla de vacaciones, o si bien se debe notificar en un momento posterior, antes de acudir a la notificación por edictos.

 

El Tribunal supremo lo tiene claro: no se excluye el mes de agosto como mes apto para efectuar notificaciones. Ahora bien, el Tribunal puede no dar validez a notificaciones realizadas en el mes de agosto y en el domicilio del interesado cuando en virtud de las circunstancias concurrentes (apreciadas libremente por el tribunal) se llega a la convicción de que la notificación no ha llegado  a conocimiento del interesado

 

Conclusión: La realización de las notificaciones en el mes de agosto, no puede ser asumida sin más como causa excluyente de la validez formal de la notificación, dado que la ley no excluye este mes de la posibilidad de llevar a cabo notificaciones válidas. Pero por idéntica razón, y esto es lo importante, el órgano jurisdiccional puede no dar validez a notificaciones realizadas en el mes de agosto y en el domicilio del interesado cuando en virtud de las circunstancias concurrentes llega a la convicción de que la notificación no ha llegado a conocimiento del interesado.

Se trata de una sentencia muy importante por cuanto equilibra las posiciones entre los contribuyentes y la propia Administración a la hora de presumir si una concreta notificación ha podido o no ser conocida razonablemente, siendo la anécdota que el mes de agosto y su tradicional destino al descanso pueda ser una de esas razones que permitan razonablemente entender que una concreta notificación, realizada conforme a norma, no ha llegado a conocimiento del interesado.

No me notifiques estos días: notificaciones electrónicas

Además de lo que ya hemos comentado, debemos tener presente que  por Real Decreto 1363/2010 se instauró el sistema de notificaciones electrónicas por Hacienda. Pero conviene recordar que los particulares no tienen obligación de estar adscritos a este sistema de notificación. Además,  Hacienda puede notificar a empresas adscritas al sistema de notificación electrónica por el sistema tradicional cuando, por ejemplo, entienda que es preciso por razones de urgencia o celeridad.

Si tiene una sociedad (SA/SL), actualmente ya estará recibiendo las notificaciones de Hacienda de forma electrónica. En este caso, recuerde que:

  • o Estas notificaciones se entienden realizadas cuando se accede a ellas desde el buzón electrónico de su empresa, o bien cuando pasan 10 días desde que llegan a dicho buzón y no han sido abiertas.
  • o Por tanto, puede suceder que este próximo mes de agosto reciba alguna notificación (como ya sabemos, agosto es hábil a estos efectos), y que a la vuelta de vacaciones se le hayan pasado los plazos para recurrir.

Para evitar este riesgo, puede seleccionar 30 días naturales al año en los que Hacienda no podrá depositar notificaciones en su buzón electrónico. Debe solicitarlo al menos 7 días antes del primer día seleccionado. Aunque puede escoger los 30 días en agosto, también puede reservarse algunos, aprovechando el indicado plazo de 10 días para que la notificación se entienda realizada.

Contacta con nosotros

Si tienes cualquier duda o consulta rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo